domingo, 2 de abril de 2017

Décimas de cabo roto (jugando con la espinela)

“El verso de cabo roto, también llamado de pie cortado, quebrado o truncado, es el que suprime parte de la última palabra, normalmente la que sigue después de la vocal tónica, y sobre esta vocal se constituye la rima de la composición (rima partida). Suele atribuirse al poeta Alonso Álvarez de Soria, el primer ejemplo, si no la invención de este artificio métrico, a principios del siglo XVII. Como suya se conservan una décima espinela y una redondilla en versos de cabo roto.”
“Cervantes los emplea en los preliminares del Quijote: en la serie de las siete décimas espinelas de Uganda la desconocida, y en las dos de El Donoso.”
José Domínguez Caparrós,
en Métrica de Cervantes
 (centro de estudios cervantinos,
Alcalá de Henares 2002)


Este artificio, sin duda, es idóneo para la sátira, la burla y el humor, y, hacia este último, como la cabra lo hace para el monte, ha tirado el acá firmante. La hechura de esta composición parece fácil, pero no lo es, lo mío me ha costado, y, aún así, le agregué otra pequeña  dificultad, la de que no sólo rimara en aguda el cabo roto o verso quebrado, sino, que además lo hiciera con el verso en toda su plenitud, o sea, agregándole de nuevo la sílaba truncada.

Estas décimas son  las primeras que escribo en esta modalidad. Espero sean de vuestro agrado y que se lo pasen bien con su lectura, tanto, o más, de como me lo pasé yo componiéndolas.


Gracias de antemano, y mucho aché.











Si quieres conocer las de Cervantes en el Quijote CLICA AQUÍ


Una de  Alonso Álvarez de Soria, el supuesto inventor de este verso, dedicada a Lope de Vega


A Lope


Envió Lope de Ve- 
al señor don Juan de Argui-
el libro del peregri-
a que diga si está bue-
y es tan noble y tan discre-
que estando como está ma-
dice es otro Garcila-
en su traza y compostu-
mas luego entre si quien du-
no diga que está bella-


Sobre este autor clicando AQUÍ