sábado, 7 de marzo de 2015

De mis errores


Tierra / detalle de un tríptico de Alexader Pogrebinsky

Alexander Pogrebinsky / Kiev 1951 / Ucrania


De mis errores


“Me gustan mis errores, no quiero renunciar a
 la libertad deliciosa de equivocarme.”
Charles Chaplin


Me equivoco a conciencia muchas veces,
no me importa  mostrarme equivocado,
no nací siendo un ente iluminado;
fui borrego en rebaño de mil reses.


Me arrepiento de algunas idioteces,
porque vi que quedé bien retratado
como el tonto del bote y esquilmado
por meter la nariz en otras mieses.


El consejo de Chaplin yo lo asumo,
a  mi también me gustan mis errores
porque aprendo de ellos y me crezco.


Me la suda el pastiche con su grumo,
me han tirado otras cosas aun peores
y aquí sigo, tan pancho y más que fresco.


O. Moré

Licencia de Creative Commons
Todos los derechos reservados

miércoles, 4 de marzo de 2015

Dictum Dominium




Nunca será tan oscuro ningún oscuro rincón /  Denis Núñez / Matanzas 1967/ CUBA
Denis Núñez


Dictum dominium



Es mía, yo inventé su nombre antes de que las raíces la germinaran en árbol, flor y luego fruto.

Es mía porque en la tempestad primigenia mi verbo la hizo, desde mi espejismo, corpórea con la carne del níspero y el olor del jazmín.

Yo la dibujé dormido cuando apenas ni era esbozo, ni crisálida, ni embrión.

Yo la tatué profundo en la fiereza de mis músculos y en mi piel ignara de caricias. Amasé su figura con nubes de lluvia para que el polvo y las arenas no la cubrieran y pudiera andar libre, con la desnudez intacta, hacia mis manos y mi cuerpo.

Es mía porque la llevo recluida en un ventrículo; desde allí se alimenta de mi sangre. Soy la arteria que la transfunde y le mantiene viva.


O. Moré
Licencia de Creative Commons
Todos los derechos reservados 




lunes, 2 de marzo de 2015

Adverbios (y contrapunto con Beatriz)

Vuelo Ciego / Maykel Herrera/ CUBA
Maykel Herrera / Camagüey 1979

          ADVERBIOS                                                                                                                                          
Qué tiene el alma migrante    
de mirada fantasmal
que pernocta en el portal
de un Belén itinerante.
Qué tiene ese nigromante
de lengua desconocida
que va arriesgando la vida
entre mares y desiertos.
Qué tienen los héroes muertos
por una bala homicida.

Dónde estará la doncella
con su ablación y su velo.
A cuál teócrata cielo
van los niños sin estrella.
Dónde está la joven bella
que no regresó a su casa.
Dónde el tímido que traza
su delgada línea roja
y al precipicio se arroja
sin quitarse la mordaza.

Cuándo acabarán la hambruna
y la sequía y las guerras
que asolan lejanas tierras
sin dioses de la fortuna.
Cuándo brillará la luna
con propia luz y  sin fases
y otros dioses los disfraces
se quitarán ante el hombre
cambiándose el regio nombre
y no ser aves rapaces.

Cómo será mi futuro
o el de mi isla alargada.
Cómo será esa alborada
si aún no ha caído el muro.
Cómo sentirme seguro
en una tierra que flota.
Cómo encontraré la ignota
caverna de las ideas.
Cómo serán las mareas
cuando la luna esté rota.

O. Moré


CONTRAPUNTO con +BEATRIZ ESCRIBE a tenor de estas décimas.



BEATRIZ ESCRIBE

Cuando la luna esté rota
llorarán los afligidos
por los daños infringidos
bajo el mando que derrota.
A los infantes explota
y duele sólo pensarlo
y no poder remediarlo,
¿Quién tendrá la solución?.
Me queda la sensación
de no hacer por evitarlo.


Cuando la luna esté rota
quizás estemos dormidos,
esclavos de los olvidos
y la razón que se agota.
Se habrá colmado la copa
del dolor y la injusticia.
Quizás sea la avaricia
la que reine sin cordura.
Lo oscuro en su investidura
nos traerá la inmundicia.

¿Nos traerá la inmundicia
del más bajo instinto humano,
de no ayudar al hermano
por nuestra propia codicia?
¿Es mi mente la que auspicia
tan terrible pensamiento,
o me equivoco y presiento
más allá de lo posible..?
No quiero ser infalible
y que sólo sea un cuento.
Ovidio Moré

Y que sólo sea un cuento...
no sé, la verdad está ahí.
Los dioses del Sinaí
se olvidaron de momento
de nosotros y tormento
sólo nos traen los días.
Ya no creo en utopías
ni creo en sueños de antaño.
Me sigo sintiendo extraño,
huyo de las tiranías.

Y si existe un paraíso
entre nubes de algodón,
yo prefiero la pasión
en la tierra que me quiso.
Pues no hay que pedir permiso
al dios de lo celestial,
simplemente en el portal
de mi casa junto al monte,
morir oyendo a un sinsonte
piando una pastoral.

Son muchas interrogantes
las que te muestra la vida,
y alguna la habrá homicida
mas otras son dialogantes.
Hay símbolos importantes
y otros que no lo son.
Lo que importa es la razón,
la esencia y la libertad.
Prefiero la intensidad
del verbo como un cañón.

Tampoco soy infalible,
seguro que estaré errado.
Que me quiten lo bailado
lo veo muy imposible.
De momento disponible
estoy para la cruzada
en esta vida marcada,
en esta vida tan loca.
Cuando me sienta una roca
me iré directo a la nada.


O. Moré.