miércoles, 4 de marzo de 2015

Dictum Dominium




Nunca será tan oscuro ningún oscuro rincón /  Denis Núñez / Matanzas 1967/ CUBA
Denis Núñez


Dictum dominium



Es mía, yo inventé su nombre antes de que las raíces la germinaran en árbol, flor y luego fruto.

Es mía porque en la tempestad primigenia mi verbo la hizo, desde mi espejismo, corpórea con la carne del níspero y el olor del jazmín.

Yo la dibujé dormido cuando apenas ni era esbozo, ni crisálida, ni embrión.

Yo la tatué profundo en la fiereza de mis músculos y en mi piel ignara de caricias. Amasé su figura con nubes de lluvia para que el polvo y las arenas no la cubrieran y pudiera andar libre, con la desnudez intacta, hacia mis manos y mi cuerpo.

Es mía porque la llevo recluida en un ventrículo; desde allí se alimenta de mi sangre. Soy la arteria que la transfunde y le mantiene viva.


O. Moré
Licencia de Creative Commons
Todos los derechos reservados