sábado, 19 de marzo de 2011

Jugando con la Décima

El gris se extiende con prisa
de la cabeza a los pies.
Si me miras sólo ves
gris que cae. En mi camisa
se abre paso, se desliza
con fuerza hacia el pantalón,
y de allí, sin compasión,
el gris anega la acera.
Soy una estatua de cera
en constante combustión.
----------------------------------------



El soldadito valiente
no es de plomo, es de percal.

Sólo tiene de metal
la escopeta y algún diente.
Sin embargo, combatiente
se cree este viejo muñeco,
y a rastras por campo seco
simula las mil batallas,
para colgarse medallas
o ganarse algún tareco.
------------------------------------------------


Negro el cielo, negro el mar,
negra la fea tiñosa,
negra tu mata de rosa,
y negro al que han de matar.
Negras las van a pasar
los negros cuervos ladrones.
Negros fueron los blasones
de Morgana la hechicera.
Es negra tu cabellera,
como negros mis cojones.
--------------------------------------------------



Qué blanco dices que eres,
blanco, blanco, blanquecino;
limpio y claro, cristalino,
y que cumples tus deberes.
Llamarte Blanco prefieres
y no que te llamen Rojo.
Prefieres ser blanco flojo
que Marrón, Verde o Morado.
Yo creo que estás chalado
o del cerebro vas cojo.