martes, 15 de marzo de 2011

El Mediocre Rimador que no es otro que yo mismo (de jugando con la décima)




Tanto estudiar y no sé
ni dónde yo estoy parado,
si el círculo está cuadrado
o en la mano tengo el pie.
Quizás fuera que copié
las tablas en otro idioma,
que no puse el punto y coma,
que borré algún sustantivo…
Sólo sé que si yo escribo
es porque soy de la broma.


Porque amigo, el escribir
es de gente con talento,
y yo siempre he sido lento
a la hora de decir.
Algún día el porvenir
me dará alguna sorpresa,
de momento en mi cabeza
sólo pelo encontrarás.
Ya sé lo que me dirás,
que así es mi naturaleza.

Estoy de acuerdo contigo,
dices toda la verdad,
pero sé en qué oquedad
he de buscarme el ombligo.
Si encuentro el camino sigo
andando, aunque tropiece,
no hace falta que le rece
a los dioses de la altura,
total a la sepultura
iremos ¿no te parece?

Ah, no entiendes lo que digo,
pues chico, ni yo tampoco,
de tanto rayarme el coco
me he quedado como un higo.
Yo sólo sé que yo ligo
todo sin venir a cuento,
y que luego un esperpento
rimado me va saliendo.
Si no lo entiendes, lo entiendo,
ya te llegará el momento.

O. Moré