sábado, 24 de octubre de 2009

Casa de sal y de abismos.

Ilustración: OSMOME.


Casa de sal sobre el agua,
encaje disperso que hiere
el azul y le confiere
faz de vívida tatagua.
Casa leve que se fragua
sobre el oleaje que ha muerto.
Barca y velamen abierto.
Casa de los peces mudos,
de fuertes y verdes nudos.
Archipiélago desierto.

Casa de abismos hirientes,
melodías apagadas,
habitada por las hadas
de la ausencia y penitentes
duendes. Flores disidentes
en las sombras de la noche.
Casa del mustio reproche
y la habitación dormida
entre sillones sin vida.
Rocín tirando del coche.